El 1 de junio de cada año se recuerda el Día Mundial de la Leche, instaurado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para resaltar la importancia del consumo de este alimento.

La leche es esencial para el ser humano, ya que cuenta con nutrientes que contribuyen al crecimiento y desarrollo, posee además diferentes vitaminas y minerales necesarios para la buena nutrición.

Contiene nutrientes como proteínas, calcio, vitaminas A, B1, B2, B12 y D. Asimismo, las proteínas que otorgan son de alto valor biológico y son necesarias para la formación de tejidos y el mantenimiento del organismo.

Es importante recordar que las necesidades del consumo de leche dependen de los requerimientos de calcio, por lo que las porciones variarán según las edades.