Crisis de vivienda, gran demanda, casas abandonadas y mucha especulación evitan una vida digna a quienes menos tienen: UGOCP

0
77

Luis Gómez Garay, Secretario General de la Unión General Obrera Campesina y Popular, advirtió que en México se vive una severa crisis de vivienda ya que existe más de 3 millones de viviendas abandonadas y cerca de 5 millones de familias que demandan una casa para habitar pero al carecer de Seguridad  Social se les niega el crédito mientras a las inmobiliarias, el Infonavit y la Sedatu, les abre el camino a la especulación.

En entrevista en la que sostuvo que la política de Estado en la materia ha sido insuficiente pues mantiene viejos vicios: cartera vencida y una caída severa en el ingreso de los trabajadores como para mantener vigentes sus créditos de vivienda.

Por ello y ante una realidad que muestra que en México anualmente la demanda de vivienda es promedio de un 6% y los 10 estados con mayor demanda de vivienda constituyen cerca del 60 por ciento del total de la demanda en el país, anunció la realización de la Caravana Nacional por la Defensa Popular hacia la Ciudad de México en agosto para exigir a las autoridades la venta de viviendas abandonadas a las personas de bajos ingresos  y sin seguridad social.

Luis Gómez Garay, líder de la UGOCP donde se integra la Coordinadora para la Defensa de la Vivienda Popular, detalló que Nuevo León es la entidad federativa que domina en la demanda de vivienda, con un 8.74%, seguido por la Ciudad de México (7.15%) y Jalisco (6.61%).En contraparte, los tres estados con la menor demanda de vivienda son Colima, Nayarit y Tlaxcala, con 0.89%, 0.72% y 0.67% respectivamente, sin embargo el problema prevalece en todo el país luego de que las fallas estructurales de Infonavit crearon unidades habitacionales sin servicios básicos como agua, drenaje, electricidad, medios de comunicación y nulo acceso a las fuentes de trabajo.

Ahora, el resultado, agregó, son viviendas abandonadas generadoras de bandas delictivas y daños ecológicos que, en algunos casos, se podrían rescatar vendiéndolas a un 30 por ciento del valor real a quienes carecen de seguridad social y no otorgarlas a las inmobiliarias con facilidades para que éstas las vendan a precios sobrevaluados.

En detalle, Luis Gómez Garay en su calidad de Secretario General de la UGOCP y César del Prado Escalante, quien encabeza la Coordinadora para la Defensa de la Vivienda Popular, propusieron al Consejo Nacional de Desarrolladores de Vivienda integrado por el Infonavit, el sector laboral y empresarial, permitir que los Institutos de Vivienda Estatal y las inmobiliarias municipales puedan vender a bajo costo vivienda abandonada en condiciones óptimas de habitabilidad a familias de bajos recursos económicos que carecen de seguridad social.

Ambos dirigentes aseguraron que ello es viable si se considera que la mayor demanda de vivienda está en los estados de Tamaulipas, Coahuila, Zacatecas, Durango, Sonora, Baja California y Baja California Sur en donde la vivienda abandonada es suficiente para atender la demanda sin la necesidad de construir más.

César del Prado Escalante, quien encabeza la Coordinadora para la Defensa de la Vivienda Popular, indicó que con fundamento en lo anterior es posible desmentir al Infonavit quien asegura que son poco más de 100 mil las viviendas abandonadas en México derivadas de un crédito hipotecarios.

Asimismo dijo que mientras el INEGI habla de 3 millones de viviendas abandonadas, también se expone la existencia de 5 millones de familias que requieren un hogar.

Entonces, agregó, la demanda crece pero ello no implica crear vivienda en solares a través de la Sedatu y mucho menos invadir las periferias de las grandes ciudades con unidades habitacionales carentes de los servicios básicos de infraestructura y comunicaciones.