La actriz mexicana Salma Hayek mostró su lado más camaleónico en Cannes, donde se ha presentado con motivo del Festival de Cine, al lucir en su cabello tonos de color muy diferentes y atrevidos: rosa, negro y castaño en menos de 24 horas.

El lunes, participó en una cena con otras estrellas con una melena ondulada en color rosa, mientras que la mañana del martes, lució un corte de pelo largo y liso, de color negro, al ofrecer una charla sobre el lugar de la mujer en la industria del cine.

La mexicana de 50 años termino sus transformaciones por la noche, cuando desfiló en la alfombra roja del Festival con una cabellera de color castaño, a la altura de los hombros.

Salma Hayek, que ha participado en películas como Frida y Desperado, se hizo acompañar de su esposo, el magnate francés François-Henri Pinault.

 

Compartir