La princesa japonesa Mako, de 25 años, primera nieta del emperador Akihito e hija del príncipe Akishimo, anunció que se va a comprometer para casarse,con un plebeyo de nombre Kei Komuro, un joven de su misma edad que trabaja en un bufete de abogados,  y por consiguiente perderá su título de princesa.

La pareja se conoció hace unos cinco años a través de un amigo en Universidad Cristiana Internacional, a la que ambos asistieron. Tanto el Príncipe Akishino como su esposa Kiko aceptaron la unión, según informó la casa real.