El abogado defensor de la maestra Elba Ester Gordillo, Marco del Toro, aseguró que un tribunal colegiado determinó de forma unánime que no existían pruebas para sostener la acusación que la PGR quiso imponer a la exlíder sindical por el delito de defraudación fiscal.

Previamente, en noviembre del año pasado, la defensa de Del Toro ya había logrado que otro tribunal federal también anulara un proceso distinto por defraudación fiscal que la PGR había promovido en contra de la exlíder magisterial.

Pese a estas resoluciones Elba Esther Gordillo no puede aun salir libre debido a que continua vigente en su contra un proceso por presuntas operaciones de lavado de dinero que, según la PGR, ascienden a 2,600 millones de pesos, caso que también ha sido impugnado por la defensa ante los tribunales y se encuentra bajo revisión.

En ambos casos el argumento de los tribunales es que los fiscales de la Procuraduría habían especulado sobre el monto del supuesto fraude fiscal pero carecían de elementos objetivos para sostener la imputación. A esto se suman fallas en el proceso de notificación de los supuestos pagos no realizados por Gordillo.