En Chimalhuacán, Estado de México, uno de los 11 municipios mexiquenses donde se ha decretado la alerta de género, la candidata a la gubernatura  Delfina Gómez, festejo el Día de las Madres, con un desayuno en el salón de fiestas Jordán, donde asistieron unas 1000 mamas a las cuales se dirigió con la promesa de detener la violencia contra las mujeres, asegurando que durante su gobierno, los feminicidios serán una prioridad.

Aclaro que aunque ella no es madre, y es una mujer soltera, si tuvo a su cargo niños que fueron como sus hijos durante su labor como maestra en Texcoco Estado de México, por lo que entiende el sentimiento de las madres mexiquenses.