Paulina García, ex subsecretaria de desarrollo urbano y vivienda dentro de la administración de Roberto Borge en Quintana Roo, ha logrado que durante la audiencia de vinculación a proceso un juez la dejara en libertad, convirtiéndose en un testigo clave en el ‘maxi proceso’ contra Roberto Borge y su lista de cómplices.

La ex subsecretaria de Seduvi forma parte del expediente de los descuentos ilegales en la venta de terrenos, que representa un daño de casi 40 millones de pesos al patrimonio de Quintana Roo.

Pero en este caso el “pez gordo” es Mauricio Rodríguez, que fue titular de la Seduvi, y amigo muy cercano a Roberto Borge.

Sin embargo, este expediente no acaba con Mauricio y Paulina, sino que es más amplio, donde están involucrados desde notarios y desarrollares inmobiliarios, hasta funcionarios de otras dependencias y organismos descentralizados.

Y es allí donde entra Paulina García Achach, que tiene mucha, pero mucha información de la inmobiliaria “Beto & Mau” y toda su red.