Las Vegas Estados Unidos, fue el lugar, donde el boxeador Saúl “Canelo” Álvarez venció a Julio César Chávez Jr. tras 12 rounds se lleno de gloria por decisión unánime, a su favor. Los tres jueces de la pelea dieron como ganador a Álvarez por 120-108 y alcanza ahora una marca de 49-1-1, mientras que Chávez cerró la noche con un 50-3-1.

La pelea de los pesos supermedianos fue ampliamente dominada por Álvarez, quien en varias oportunidades estuvo a punto de derribar a Chávez Jr. en un duelo en el que, si bien no había títulos en juego, la desesperación de los aficionados fue tal que abuchearon a los dos boxeadores en varios momentos de la noche.

El primer round fue de estudio y predominó el jab en ambos boxeadores que trataban de preparar al rival para lanzar su mejor artillería, pero “Canelo”, pese a ser de menor estatura, consiguió establecer distancia.

La arena estuvo dividida dado que los dos boxeadores representan corrientes distintas del boxeo mexicano pero fue Álvarez quien empezó a marcar el ritmo. Pudo, entonces, superar la guardia de un Chávez que fue demasiado lento y que no alcanzaba a soltar las manos con comodidad.

Ya para la tercera parte, el jalisciense pudo meter las manos con consistencia y logró una combinación que hizo tambalear a Chávez Jr. despertando la reacción de una buena parte de la arena.

Para el cuarto round, “Canelo” parecía tener el control de la pelea y el “Hijo de la Leyenda” se veía frustrado por no lograr conectar al pelirrojo, que mantenía una guardia bien ordenada y boxeaba al contragolpe.

Chávez Jr. recibió la orden de su padre de irse al ataque pero su reacción tuvo pocos resultados ya que Álvarez continuó dictando el ritmo y lo obligaba a ir al frente de forma desordenada.

En los últimos rounds, el ganador invitó a Chávez al intercambio quien se llevó la peor parte al terminar la noche con varios hematomas en el rostro.

Entrevista de Chávez tras derrota:

 

Compartir