Un juez estadounidense determino este viernes que el juicio de Joaquín el “Chapo” Guzman, el fundador del Cártel de Sinaloa y ino de los mayores capos del narcotráfico de la historia, comenzará el 16 de abril del año próximo. 

El jefe narco, vestido con traje de presidiario azul marino, permaneció serio y respondió varias veces con un “sí, señor” al juez Cogan, asistido a distancia por un traductor. También insistió en que quiere que sus abogados de oficio, Michelle Gelernt y Michael Schneider, sigan representándolo.

En la corte estuvo presente también su esposa Emma Coronel, de 27 años y madre de sus pequeñas hijas mellizas, vestida de blanco de pies a cabeza, y con quien cruzó miradas. El juez prohibió el jueves a “El Chapo” recibir sus visitas en la cárcel, pero les autorizó a que intercambien mensajes previamente monitoreados a los cuales los abogados del gobierno no tendrán acceso.