El cantante Luis Miguel fue detenido durante unas horas este martes en Los Ángeles, California, por no cumplir la orden de presentarse ante un juez federal. El artista compareció en calidad de detenido a las 11 de la mañana locales (13.00 en México), ante el juez Jean P. Rosenbluth, que lleva la causa contra él por no pagar un millón de dólares de indemnización a su exmánager en Estados Unidos. Fue puesto en libertad tras pagar una fianza.

La detención fue confirmada por el bufete de abogados del demandante, su exrepresentante en Estados Unidos, el empresario tejano William Brockhaus. La acusación no pudo confirmar por el momento el lugar ni la hora de la detención. El juzgado confirmó que Luis Miguel compareció a las 11 de la mañana. El cantante fue puesto en libertad poco después tras pagar una fianza, según confirmó la policía judicial (US Marshals). Deberá presentarse de nuevo el 11 de mayo a las 9.30 de la mañana.

Brockhaus ganó una demanda contra el cantante el pasado noviembre por incumplimiento de contrato, tras la cancelación de una serie de conciertos. Un juez de Nueva York dictó una indemnización de poco más de un millón de dólares.

El caso pasó al Distrito Central de California ante la negativa de Luis Miguel Gallego Basteri, Luis Miguel, de pagar. El caso que sigue la jueza Virginia Phillips, que ahora ha sido derivado al juez Rosenbluth, es para determinar los bienes embargables del artista y conseguir que satisfaga esa cantidad.

El pasado enero, la juez dictó orden de embargo del coche Rolls Royce que posee el cantante. Sin embargo, al mes siguiente se dejó ver en ese mismo coche acudiendo a un restaurante de lujo en Los Ángeles. Este martes, el juez ordenó a Luis Miguel que entregue su Rolls Royce.

Fuente: EL PAIS