La tarde del lunes, de acuerdo con los reportes policíacos, se reporto al rededor de las 14:00 horas, el impacto de un auto contra un poste de luz, donde lamentablemente el conductor murió, quedando prensado en el interior de su vehículo sobre la Calzada al Pacífico, en la colonia del Deporte, municipio de Toluca, debido a que no había equipo para maniobrar  la victima permaneció entre los fierros durante 10 horas antes de poder ser sacado de la carrocería.

Sin embargo, aunque el Servicio de Urgencias del Estado de México (SUEM) y de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES) arribaron en minutos al lugar, las labores de rescate del cadáver no fueron posibles de iniciarse hasta después de las 22:00 horas, debido a que se trataba de un poste de alta tensión y supuestamente la Comisión Federal de Electricidad (CFE) fue notificada hasta las 18:00 horas y no contaba con personal disponible ni grúas para retirar la estructura.

Por lo que los rescatistas pudieron laborar hasta una hora después, alrededor de las 23:00 horas, para liberar el auto compacto Nissan tipo Platina color blanco con placas MJB-4273.

En tanto, el Servicio Médico Forense (Semefo) pudo levantar el cuerpo sin identificar del conductor hasta las 00:00 horas de este martes para trasladarlo a la morgue, a donde arribó ya durante la madrugada alrededor de las 02:00 horas, según detallaron fuentes internas de la Fiscalía estatal.

De manera insólita, este es uno de los rescates más tardados de los que haya registro de un accidente automovilístico, sólo comparado a las labores de rescate de cuerpos de personas extraviadas en el Nevado de Toluca, o de cadáveres rescatados de presas o ríos de quienes mueren ahogadas.

De acuerdo con los protocolos de la Fiscalía estatal, el levantamiento de evidencias tanto físicas como biológicas del lugar de los hechos llega a demorar entre dos a tres horas, pero sólo en los casos de homicidios.

Mientras que una necropsia, para determinar las causas de muerte es un proceso más tardado que puede llevar más de cinco horas, pues se realizan varias pruebas.

Un cadáver sólo puede mantenerse sin identificar de 25 a 30 días en las instalaciones del Servicio Médico Forense, luego de ese tiempo es trasladado a la fosa común.

Compartir