Los conocidos gusanos de cera han demostrado su capacidad para degradar plásticos tan resistentes como el polietileno, utilizado principalmente para fabricar bolsas de plastico y envases, Federica Bertocchini, investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en conjunto con científicos de la Universidad de Cambridge han descubierto que 100 gusanos de la cera son capaces de biodegradar 92 miligramos de polietileno en 12 horas.

Este hecho podría ser una solución para la problemática que enfrenta el medio ambiente a causa de la contaminación, donde cada año se fabrican en todo el mundo más de 80 millones de toneladas de polietileno, un plástico muy resistente y difícil de degradar.

El hallazgo ya fue patentado por los investigadores, es importante porque permitirá estudiar el mecanismo molecular que usa el gusano de cera (Galleria mellonella) para destruir el plástico, el cual aún no saben cómo se produce, pero genera la biodegradación que podría deberse a una bacteria que vive en simbiosis en el intestino del gusano o una enzima, una molécula generada por el insecto. De ser así, el objetivo sería aislar la molécula e intentar reproducirla en el laboratorio para fabricarla a escala industrial”, apunta la investigadora Bertocchini.