Carlos Hernández Lozada, estudiante de Ingeniería Geofísica del Instituto Politecnico Nacional y brigadista, atacó con palos y golpes a un grupo de niños de la primaria Ignacio Manuel Altamirano, ubicada en Tlapa, Guerrero.

Los menores, quienes narraban los hechos en medio de sus lágrimas, señalaron que el atacante se burlaba mientras los golpeaba con sus manos y un palo; y que incluso intentó ahorcar a un niño.

“Nos dijo que le gustaba que lloráramos. Cada vez que nos pegaba se empezaba a reír”, narró un niño del cuarto grado de primaria.

Por su parte, Julio Lázaro Bazán, director de la escuela, recibió protestas por parte de los padres de familia al haber permitido el acceso al grupo de brigadistas, así como por haber dejado que el atacante huyera, sin dar aviso a la policía.

A su vez, una de las madres de familia de los niños atacados comentó que ningún profesor intervino para ayudar a los menores, a pesar de los gritos de pánico.

Compartir