El 20 de Abril 1993 México lloraba la muerte del actor y cómico Mario Moreno Reyes, conocido como Cantinflas, conocido como el gran ‘Mimo de México’, el cual participo en más de 50 películas, su actuación más especial fue en la cinta ‘La vuelta al mundo en 80 días’ con la que ganó un Globo de Oro en 1957. Mario Moreno nació en la Ciudad de México en el seno de una familia humilde, sus comienzos no fueron perfectos y se ganó la vida siendo taxista y limpiabotas. No tuvo miedo de ingresar en el circo ambulante, momento en el que su otra vida, la de Cantinflas, nació para no acabar nunca.
Desde los años 20 se convirtió en un icono que hizo reír a todo México y a partir de los años 40 al mundo entero ya que su éxito traspasó fronteras defendiendo con su verborrea un mundo más justo.

Para sorpresa de muchas personas, él no era tan simpático detrás de cámaras como su personaje.

Algunos medios de comunicación, señalan que “Cantinflas” era un hombre hostil, soberbio y muy frío, esto lo relatan algunas personas que estuvieron y convivieron de cerca con Mario, no era una persona querida.