La madrugada de este miércoles el ex-jugador de los Patriotas de Nueva Inglaterra Aaron Hernández, fue hallado ahorcado, dentro de su celda en la prisión de Souza Baranowski, Massachusett EUA, donde cumplía cadena perpetua por asesinato, las autoridades penitenciarias intentaron reanimar al deportista que fue trasladado al centro médico UMassMemorial-HealthAlliance, Hospital de Leominster, donde certificaron su muerte a las 4:07 am, informó Christopher Fallon, portavoz del Departamento de Prisiones de Massachusetts.

La policía de Massachusetts anunció que están investigando su muerte y su familia ya ha sido notificada. Las autoridades realizarán la autopsia al cadáver para determinar la “causa y la manera” de su muerte.

La noticia de su muerte coincide con una visita que estaba prevista para este miércoles a la Casa Blanca de los New England Patriots, ganadores del Super Bowl, y con quienes jugó tres temporadas. De esta manera, se convertirán en el primer equipo deportivo que es recibido por el nuevo presidente.