Un diecinueve de abril pero del año 1998 quedo marcado, por la muerte del escritor, poeta, ensayista y diplomático mexicano, Premio Nobel de Literatura 1990, Octavio Paz Lozano, a causa del cáncer y flebitis que padeció, en la Ciudad de México a la edad de 84 años, sus restos fueron velados en el Palacio Nacional de Bellas Artes.

Siendo la Academia Sueca en 1990 la encargada de otorgar  el máximo galardón de las letras, el Premio Nobel de Literatura, a Octavio Paz por “la apasionada obra literaria de amplios horizontes, moldeada por una inteligencia sensual y un humanismo íntegro”. Este premio fue el primero en entregarse a un escritor mexicano.

El autor también fue un destacado miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, se le considera una de las figuras más emblemáticas de la institución. Además,  impartió clases en las universidades de Cambridge y Harvard.