Alfredo del Mazo, candidato del PRI a la gubernatura del Estado de México, tras funjir como director de Banobras en este sexenio, aclaró durante su visita al municipio de Zinacantepec, donde ademas de ofrecer mayor seguridad como propuesta de campaña aclaro que, a su paso por Banobras no se registró desvío financiero alguno, argumentando que ninguna instancia auditora lleva algún proceso de investigación contra la institución.

El candidato dio estas declaraciones debió a la persistente y sistemática acusación de sus opositores, Josefina Vázquez Mota y Delfina Gómez Álvarez sobre el presunto desvío de 4 mil 300 millones de pesos que habrían sido entregados a través del grupo Higa, uno de los consorcios más cuestionados por los candidatos de oposición y en el que según las acusaciones ha privilegiado a los grupos del poder en la entidad, esto cuando fungió como titular del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos.