Ayer fue el último día del primer fin de semana de Coachella y Lorde fue uno de los números más esperados de la noche. Después de haber dado un concierto sorpresa el viernes por la noche, se presentó en el festival por primera vez en vivo desde 2014 y pisó fuerte; estrenó ‘Homemade Dynamite’ de su álbum, ‘Melodrama’.

En días previos al famoso festival, la artista compartió nuevas canciones como ‘Green Light‘ y ‘Liability‘, además, en su concierto anterior también debutó ‘Sober‘.

Aquí te presentamos un vídeo del concierto

Compartir