Si lo que necesitas es un tratamiento para limpiar tu rostro o piel, no tienes que gastar mucho dinero, solo guarda las cáscaras de naranja que usaste en jugo de tu desayuno, esta parte de la fruta es ideal para exfoliar y purificar la piel, así como para olvidarte de los terribles puntos negros.

La cascara de naranja está compuesta de vitamina C, calcio y vitamina B, que ayudan a combatir el envejecimiento, y Zinc que te protege de los rayos UV.

Ingredientes:

1 Taza de yogur natural.

2 Cascaras de naranja.

1/4 Azúcar 

Preparación: Mezcla en una licuadora la taza de yogurt natural con las cascaras de naranja totalmente limpias, agrega la azucar hasta formar una pasta espesa, deja reposar el exfoliante dentro de un refrigerador por 10 minutos, aplícala por tu piel como mascarilla, durante 15 minutos y enjuaga con agua fría, obteniendo una piel protegida e hidratada.

Compartir