La Universidad de Colima, el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), unidad Tamaulipas, y la empresa local Tairda Innovations trabajan en el diseño de un sistema de sincronización de semáforos inalámbricos solares.

El proyecto prevé que los semáforos inteligentes gestionen sus ciclos de acuerdo con el tránsito, para ajustar o dar preferencia a las vialidades con más afluencia vehicular, dijo el director de innovación y desarrollo tecnológico de la firma, Raúl Leonel Castañeda Aguilar.

En entrevista con la Agencia Informativa Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), explicó que los semáforos inteligentes utilizan técnicas de sensores o cámaras para realizar de mejor forma su función.

El directivo señaló que los semáforos trabajan mediante paneles fotovoltaicos, con comunicación inalámbrica entre ellos y GPS, al tiempo que buscan integrar una plataforma para que se pueda monitorear la calidad del aire.

“Esta plataforma sirve para hacer más eficiente y controlar el tránsito vehicular, además de apoyar el medio ambiente, reduciendo las emisiones de dióxido de carbono (CO2)”, aseguró Castañeda Aguilar.

A su vez, Javier Rubio Loyola dijo que el proyecto que lleva por nombre “Sistema centralizado de sincronización de semáforos inalámbricos solares (SICESSIS)” puede tener un gran impacto en ciudades mexicanas con altos índices de tránsito.

“SICESSIS podría integrarse a los sistemas de control actuales y su utilidad se vería reflejada directamente en una reducción sistemática y significativa de los tiempos de atención de servicios públicos como policía, bomberos y ambulancias, entre otros”, argumentó.

El proyecto iniciará su segunda etapa de tres, y está previsto que concluya en 2018. En su primera fase se construyeron los semáforos inalámbricos solares.

Fuente:Notimex