El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, acudió al lugar en el que se construye el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), en el Municipio de Texcoco, Estado de México, para supervisar los avances de la construcción.

Primera fase

En la 1ª fase (2020-2030) se contará con 1 Edificio Terminal y 3 pistas de operación simultánea, para dar servicio a cerca de 68 millones de pasajeros al año.
En su etapa de máximo desarrollo, contará con 2 Edificios Terminales y 6 pistas para dar servicio a 125 millones de pasajeros al año.
El Presidente supervisó los avances del proyecto arquitectónico del Edificio Terminal y de la Torre de Control y los avances en el proyecto hídrico con la Comisión Nacional del Agua que da certeza para evitar cualquier tipo de inundación en la zona del Aeropuerto.

“Me siento muy orgulloso y me motivan los avances. Los mexicanos debemos sentirnos muy orgullosos de lo que estamos edificando. Ésta será la gran puerta de acceso del mundo a México, la proyección de la grandeza y esplendor de nuestro país”: EPN

Beneficios

Esta obra mejorará la calidad de vida de los habitantes de la zona centro del país, generará 160 mil empleos (directos e indirectos) durante su construcción. A la fecha ha generado más de 40 mil empleos directos e indirectos.
En operación creará cerca de 450 mil empleos, convirtiéndose en el centro generador de empleo más grande de Latinoamérica.
Evitará la urbanización irregular de la zona y creará espacios verdes con el nuevo Bosque Metropolitano, el rescate de una zona ecológica y la protección de las especies vulnerables.
Contribuirá a desarrollar económica y socialmente la Zona Oriente del Valle de México, aumentando la capacidad de regulación de agua y previniendo inundaciones.
Con la construcción de plantas de tratamiento y el entubado de 18 km de drenajes que hoy están a cielo abierto, se beneficia la salud pública de los habitantes de Chimalhuacán y Ecatepec.

Compartir