La mañana de este jueves, durante  “el día de inversionistas” en Madrid, España, el conglomerado de construcción, concesiones viales y desarrollos turísticos “OHL”, analizó la posibilidad de vender parte o la totalidad de cinco de las siete autopistas que operan en México, esto servirá a la empresa para concentrarse en el negocio de la construcción y cumplir el plan de desinversiones presentado a mediados de 2016, reportó la agencia de noticias Europa Press.

OHL es uno de los principales operadores del sector privado en materia de infraestructura de transporte en el país, por el número de concesiones asignadas y kilómetros administrados, y la séptima compañía más grande del mundo en el sector de infraestructura del transporte.

Actualmente el grupo español posee, mediante OHL México, las autopistas Urbana Norte, que va de Eje 5 Sur San Antonio al exToreo Cuatro Caminos; la Atizapán-Atlacomulco, que enlaza la zona metropolitana del Valle de México con el norte y occidente del país; y la Amozoc-Perote, que conecta a la capital y centro del país con el puerto de Veracruz. También opera el Circuito Exterior Mexiquense, que conecta a las principales vías de acceso a la Ciudad de México como lo son las autopistas de Querétaro, Pachuca, Puebla y Veracruz; el Libramiento Elevado de Puebla, exclusivo para transporte de carga y que corre sobre la autopista México-Puebla; además de las vialidades del Viaducto Bicentenario y la Supervía Poetas, ambas en el poniente de la capital.