La tarde de ayer, comuneros de la localidad de Arantepacua, municipio de Nahuatzen Michoacán,  participaron en un enfrentamiento contra policías, que se originó cuando Fidel Ortiz Barragán, director de Seguridad Pública de Michoacán, ingresó con patrullas al poblado para recuperar unos vehículos que fueron retenidos, dejando como saldo al menos 3 comuneros muertos, varios heridos y 38 detenidos.

La comunidad se encuentra bloqueada en su acceso, luego de la retirada de los elementos de la Policía Michoacán; hay un autobús y un trailer en la entrada a la misma.

Los pobladores aseveran que la policía llegó y sin mediar palabras agredió a la gente, las casas y carros registran impactos de balas.

Por lo pronto los comuneros  hicieron un llamado al gobierno del estado para que cese la violencia hacia ellos y aseguró que a lo largo del día de hoy se unirán a ellos más comunidades indígenas y organizaciones sociales dándoles respaldo, primero para liberar  a los 38 comuneros detenidos y segundo para evitar más violencia hacia la población de Arantepacua.