Con las actividades diarias es muy difícil poder ir al gimnasio y estar en forma. Sin embargo, esto no es pretexto para no lucir una figura envidiable. Con la siguiente rutina de ejercicio en casa podrás tonificar y quemar grasas de manera práctica. Sólo necesitas invertir un poco de tu tiempo.

10 minutos de carrera en el sitio, alterna elevación de rodillas al pecho y talones hacia los glúteos. Descansa algunos segundos sin dejar de marchar. Si tienes bicicleta fija puedes hacer este calentamiento ahí mismo o también puedes usar las escaleras de tu casa.

Lagartijas: recuéstate en el piso boca abajo, elévate con las puntas de los pies, separa las manos a la altura de los hombros. Sube y baja lentamente. Si resulta difícil, apoya las rodillas en el piso para ejecutar el ejercicio. Haz 3 series de 12 repeticiones cada una.

Sentadillas: separa los pies a la altura de la cadera y baja lentamente como si te fueras a sentar, evita que la rodilla rebase la punta del pie. Haz 3 series de 10 repeticiones cada una.

Elevación de brazos: utiliza botellas de agua de ½ litro si eres principiante; si ya eres experto utiliza de 1 litro. Párate con las piernas ligeramente abiertas, toma las mancuernas y eleva lentamente los brazos, baja sin tocar el cuerpo. Haz 3 series de 15 repeticiones cada una.

 Abdominales: recuéstate sobre un tapete, levanta el dorso sin forzar el cuello e intenta unir simultáneamente codo derecho con rodilla izquierda y viceversa, simulando el pedaleo que se realiza cuando vas en bicicleta.

Para ver resultados de forma rápida, realiza esta rutina mínimo 3 veces por semana. Recuerda que con constancia y esfuerzo se logran todos los objetivos. ¡Buena suerte!

Fuente: Slud180

Compartir