Un juez de EE.UU. condenó hoy a cadena perpetua a Alfredo Beltrán Leyva, líder de uno de los carteles del narcotráfico más conocidos de México, alias “el Mochomo” y extraditado a Estados Unidos en 2014 para ser juzgado por tráfico de drogas.

El juez de la Corte del Distrito de Columbia, Richard J. Leon, exigió además de cadena perpetua, una multa de 10 mil millones de dólares para el acusado, para privarle de los beneficios que supuestamente obtuvo del tráfico de miles de kilos de cocaína y metanfetamina entre el 2000 y el 2012.

Los abogados del narcotraficante, por su parte, solicitaron una condena de 25 años de cárcel para su defendido.

El expediente judicial de Beltrán Leyva (marcado con el número 1:2012-cr-00184 y cuya copia tiene Proceso) muestra que tanto el Departamento de Justicia como la defensa de quien fuera uno de los principales operadores de Guzmán Loera le han presentado al juez Richard J. León, de la Corte Federal del Distrito de Columbia (Washington, D.C.), centenares de peticiones para que el juicio se celebre con el mayor hermetismo posible.

“El Mochomo”, capturado en enero de 2008 y extraditado a Estados Unidos en noviembre de 2014, es uno de los capos del cártel de Sinaloa con mayor jerarquía sometido a proceso judicial en aquel país.