China estaría cumpliendo ya dos años con problemas ambientales graves. En este caso atribuidas nuevamente a “condiciones climáticas desfavorables”, por parte del ministerio pero también a coyunturas económicas, ya que la recuperación en algunos sectores ha aumentado la polución industrial.

Nuevamente en Pekín y el área circundante, se tuvieron que tomar medidas de emergencia las jornadas de cielos limpios fueron minoría, un 44,7 por ciento, lo que supone una caída de 19 puntos porcentuales con respecto al periodo enero-febrero del pasado año.

La ciudad más contaminada en ese periodo se encuentra en esa región (Shijiazhuang, capital de la provincia de Hebei, que rodea a Pekín), mientras que los aires más limpios los tuvo Haikou, capital de la isla meridional de Hainan, que se ha convertido precisamente en un destino habitual de turistas pequineses que huyen de la polución.

China sigue teniendo problemas para controlar la situación.

Fuente: noticiasambientales.ar

Compartir