Un día como hoy, pero de 1806, nace en San Pablo Guelatao, Oaxaca, Benito Pablo Juárez García (1806-1872). “Hijo legítimo de Marcelino Juárez y Brígida García”, de acuerdo a su acta de bautismo. Indígena Zapoteco. Huérfano desde los 3 años de edad, queda al sucesivo cuidado de sus abuelos paternos y de un tío quien empieza a enseñarle a leer y escribir el castellano, y al que ayuda en el cuidado del rebaño de ovejas.

Se alberga a partir de 1818 en la casa de Antonio Maza, comerciante de origen italiano, en la ciudad de Oaxaca. Previos estudios en el seminario local, obtiene el título de abogado en 1833. El 31 de julio de 1843 se casa con Margarita Maza, hija del previamente citado Antonio. Perseguido por Santa Anna, a partir de 1853 sufre prisión en San Juan de Ulúa, y exilio en La Habana y Nueva Orléans.

¿Qué hizo Benito Juárez?

Su nombre completo fue Benito Pablo Juárez García. Fue abogado y político. Es un personaje clave en la historia de México. Fue presidente de la República Mexicana por dos largos periodos. Por todo lo que hizo como abogado y político se le otorgó el nombre de “Benemérito de las Américas” y sus dos frases célebres continúan presentes en los mexicanos debido al gran significado que tienen.

Benito Juárez es uno de los personajes más reconocidos y populares debido a su participación en una de las épocas más importantes del país, la consolidación de México como una República. Es un personaje al que por sus méritos se le ha bautizado como “Benemérito de las Américas”

¿Cuándo gobernó?

– Del 15 de enero de 1858 al 10 de abril de 1864.

– Del 15 de mayo de 1867 al 18 de julio de 1871.

¿Qué son las Leyes de Reforma?

Se trata de varias leyes promulgadas entre 1855 y 1860. Se reconoce a Benito Juárez como su autor, aunque hubo varias otras personas que participaron en su elaboración, por lo que algunas llevan como nombre el apellido de su autor. Estas leyes eran complemento de la Constitución de 1857 y fueron: Ley Juárez que suprimió los privilegios de los sacerdotes y de los militares; Ley Lerdo, que obligó a las corporaciones civiles y religiosas a vender sus propiedades; Ley Iglesias, que prohibió el cobro de derechos de los servicios de los sacerdotes como bautizos y matrimonios; Ley de la nacionalización de los bienes eclesiásticos, que complementó la Ley Lerdo y estableció que los bienes de la iglesia pasaba a manos del Estado; Ley del matrimonio civil, que estableció el matrimonio como un contrato civil ante el Estado no ante la iglesia; Ley orgánica el registro civil, donde se establece el nacimiento como un contrato civil con el Estado y la muerte como la extinción de ese contrato; Ley de exclaustración de monjas y frailes, que prohibió la existencia de claustros o conventos y decretó la salida inmediata de los frailes y las monjas que vivían ahí, y Ley de libertad de cultos, según la cual cada persona es libre de practicar el culto de su elección, además de que prohibió la realización de ceremonias fuera de las iglesias o templos.